Qué coche comprar híbrido o híbrido enchufable

El dilema de comprar un coche de diésel o de gasolina ha cambiado al de comprar un vehículo híbrido o híbrido enchufable. La reducción de contaminación, de ruido y el desarrollo en las baterías más eficientes son una ventaja, pero hay muchas más. Sigue leyendo si tienes dudas acerca de qué coche híbrido comprar.

Diferencias de los coches híbridos y los híbridos enchufables

Los coches híbridos y los enchufables tienen similitudes como su batería eléctrica para almacenar la carga, las bajas emisiones de gases contaminantes, las ventajas fiscales y ayudas que ofrecen las instituciones públicas o privadas con su compra o el cambio de marchas automático (no hay embrague). La propulsión de los coches híbridos y los híbridos enchufables es novedosa: el motor híbrido y el eléctrico trabajan de forma autónoma o conjunta para ofrecer la máxima autonomía en relación a la potencia deseada.

Por un lado, los coches híbridos cuentan con uno o dos motores que se autorrecargan, mientras que los coches híbridos enchufables necesitan conectarse para obtener carga (la mayoría también se recargan con en las frenadas o desaceleración como forma complementaria). Esto se traduce en que la batería de los coches híbridos enchufables es más eficiente y potente.

El tipo de recarga del motor eléctrico es otra diferencia importante. Los coches eléctricos enchufables o PHEV se recargan en un punto de carga o con el sistema de carga en frenadas o reducciones de velocidad. Los vehículos híbridos o HEV solo se pueden cargar en las frenadas o desaceleraciones.

Ventajas de los coches híbridos

La carga del motor eléctrico se realiza con el motor en funcionamiento, lo que implica una falta de dependencia de un punto de carga, algo muy positivo para aquellas personas que no dispongan de sistemas de carga en su garaje. El hecho de que la batería sea autorrecargable implica también que la conducción es 100% libre de emisiones en muchas ocasiones.

Los coches híbridos suelen tener unas condiciones de garantía mayores que las de un híbrido enchufable, unos 5 años desde el momento de la compra. Además, los híbridos cuentan con la etiqueta ambiental ECO de la Dirección General de Tráfico, algo que implica ayudas fiscales y descuentos en la compra del vehículo, un ejemplo es el Plan Moves III.

Ventajas de los coches híbridos enchufables

Los coches híbridos enchufables ofrecen una mayor autonomía puesto que su batería es más potente, es capaz de almacenar más carga. Estos coches podrán recorrer más kilómetros en el modo 100% eléctrico, algo que puede ser beneficioso para recorrer distancias largas.

Por otro lado, los vehículos híbridos enchufables ofrecen mayores facilidades de carga: se puede realizar en un punto de carga público, en un estacionamiento de carga doméstico o mientras el coche está en funcionamiento. Esta opción puede ser interesante para los conductores que no puedan completar una carga completa.

La decisión entre comprar un coche híbrido o un híbrido enchufable es muy personal, pero estas diferencias básicas te pueden ayudar a decantarte por un modelo u otro. ¿Cuál has elegido?

Jesús Moreno

Apasionado del motor desde siempre. Cada día en búsqueda de nuevos conocimientos en el sector del motor y del automóvil. Este blog es la ventana de mi experiencia a todo apasionado de este bonito hobby

Entradas relacionadas